Libro personalizado para tus niños

Precios en dólares USA 

  • Tu niño es protagonista en el libro.
  • Con una dedicatoria especial firmada por el Ratón Pérez.
  • Libro de 20 páginas de 21 x 15 cm.
  • Un libro que fomenta la lectura.
  • Con un registro dental personal.
  • Todos los pedidos son procesadas en un servidor 100% seguro.
Libro personalizado del Ratón Pérez para tus niños.

Imagina a tus niños cuando encuentren que son protagonistas en un cuento de Ratolandia, compartiendo la historia con el Ratón Pérez. La sonrisa en sus rostros será memorable cuando vean cosas como su nombre, ciudad y amigos mencionados en el libro. Recordarán el Libro del Ratón Pérez por años!!! Leer más

Los libros personalizados, además de brindar al niño una experiencia increible al participar como protagonista, constituyen como todos los libros, una oportunidad de desarrollar los hábitos de lectura del niño, fundamentales para su desarrollo intelectual y emocional.  Más información

Historias para niños


El Ratón Pérez procesa todos los pedidos de libros del Ratón Pérez cuidadosamente y nosotros los procesamos en nuestra oficina de correos del Ratón Pérez para asegurarnos de que cada libro del Ratón Pérez es recibido correctamente. Tu niño recibirá el libro del Ratón Pérez entre 10 y 20 días después de recibida la orden.

Puedes crear y personalizar tu libro del Ratón Pérez ahora, con nuestro sencillo sistema de confección en línea. Solo debes personalizarlo con los datos de tu niño.



Vida y obra de los Dientes – De los dientes de leche a las Muelas de Juicio

Aunque un bebé tiene las raíces de lo que serán sus dientes incluso antes de nacer, éstos no son visibles hasta que cumplen 7 a 12 meses.

Los primeros dientes se llaman dientes primarios o de leche y hay unos 20 en total.
Cuando el niño tiene alrededor de 5 a 6 años, estos dientes empiezan a caerse. Un diente primario se cae para hacerle sitio al diente permanente que hay debajo de él.
Lentamente, los dientes permanentes crecen y ocupan el lugar de los dientes de leche.
Entre los 12 y 13 años a la mayoría de niños se les han caído todos los dientes de leche y tienen todos los dientes permanentes.
Hay 28 dientes permanentes en total. Unos 6 años más tarde, aproximadamente a los 20 años, crecen cuatro dientes más en la parte posterior de la boca, completando un total de 32 dientes.
La parte de los dientes que puedes ver encima de las encías se llama Corona.
La Corona de cada diente está recubierta del Esmalte, que es muy duro y reluciente.
El esmalte brinda una barrera protectora al interior del diente.
Debajo del esmalte de los dientes está la Dentina. La Dentina es la mayor parte del diente. Aunque no es tan resistente como el Esmalte, también es muy dura. La Dentina protege la parte más interna del diente, la Pulpa.
La Pulpa es donde se encuentran las terminaciones nerviosas del diente. Las terminaciones nerviosas dentro de la pulpa mandan mensajes al cerebro para informar lo que "siente” el diente. La Pulpa contiene también los vasos sanguíneos del diente, que alimentan al diente y lo mantienen vivo y sano.Tanto la Dentina como la Pulpa llegan hasta la Raíz del diente.

Hay muchos tipos distintos de dientes y cada uno tiene su propia función.

Los dientes del centro en la parte delantera de la boca son los Incisivos. Hay cuatro arriba y cuatro abajo. Los Incisivos tienen la forma de pequeños cinceles, con los extremos planos y algo afilados. Estos dientes se utilizan para cortar la comida.
Los dientes en punta que hay a cada lado de los incisivos son los Caninos. Hay cuatro dientes caninos en total, dos arriba y dos abajo. Como son puntiagudos, ayudan a cortar la comida.
Junto a los Caninos están los Premolares. Hay ocho premolares en total, cuatro arriba y cuatro abajo. Tienen una forma completamente distinta a la de los Incisivos y Caninos. Los premolares son más grandes, más fuertes y tienen ondulaciones y eso los hace perfectos para aplastar y triturar la comida.
Detrás de los Premolares están los Molares. Hay ocho, cuatro arriba y cuatro abajo. Los Molares son los más duros de todos: son incluso más anchos y fuertes que los Premolares, y tienen más ondulaciones. Los molares trituran la comida hasta que está bien deshecha y lista para tragar.
Finalmente los últimos dientes que le salen a una persona, son las Muelas de Juicio. Las muelas de juicio no se usan para nada y probablemente haya que removerlas para evitar que te causen daño. Se llaman Muelas de Juicio porque salen cuando los jóvenes han crecido y son más viejos y sabios.

El buen cuidado de tus dientes.

Cepillarse los dientes con pasta con flúor y un buen cepillo es lo mejor que puedes hacer para mantener los dientes en buena forma.
Lavarse los dientes después de cada comida es lo mejor, pero si no puedes hacerlo, lávatelos al menos dos veces al día y especialmente antes de acostarte.
Cepíllalos de arriba a abajo, en vez de lado a lado. Después de cepillártelos, es una buena idea utilizar hilo dental al menos una vez al día.
Es muy importante visitar con regularidad al dentista, para que examine si tienes algún problema con los dientes y te haga una limpieza bucal. Eventualmente el dentista te tomará una placa con rayos X para detectar algún problema con tus dientes. Es buena también una aplicación de flúor para proteger los dientes.